¿Se acerca la boda y sólo tienes al novio?

organizacion de bodas en queretaro

“El día más importante”; “el día más feliz de tu vida”; “el día que tus padres anhelaban”; “el día que de niña soñabas”; estos y un sinfín de títulos que probablemente pensaste a lo largo de tu vida para llamar al gran día en el que unirías tu alma con la de tu ser amado, tu boda.

Si bien la propuesta ya fue hecha y aceptada, vivir la boda soñada no es una tarea pequeña, ni mucho menos sencilla. Los invitados, el wedding planner, el banquete, el lugar, los arreglos, la decoración, la fecha, el vestido, el maquillaje, el peinado, la música, la ceremonia, son cosas que inundarán tu mente día y noche, que si no se saben controlar terminarán por convertir tu sueño en una agobiante pesadilla.

Pero tranquila, antes de devolver el anillo y huir de tu sueño, respira, relájate y comienza a dar un paso a la vez, después de todo, no son muchos pasos los que se dan para llegar al altar.

Así que toma un lápiz y papel para comenzar a afrontar la avalancha de preparativos por los que tendrás que pasar para poder dar el gran “sí, acepto”.

¿Cómo tener una boda y salir casados en el intento?

Algo importante a tener en cuenta es que existe un protocolo de etiqueta para cada aspecto esencial en una boda, el cual va desde quién cubre qué gastos, hasta el segundo en el que unen sus labios por primera vez como marido y mujer.

Comencemos por la organización del evento social, recuerda que no estás sola, que cuentas con todo un equipo de familiares y amistades ansiosas por verte cumplir tu sueño, que si bien podrías pensar que sería un dolor de cabeza lidiar con lo que todo el mundo quiere, puedes verlo como tu círculo de elite, el cuál te ayudará a atender cada detalle del gran evento, dirigido bajo tu batuta, claro está. Así que comencemos por saber qué le tocará a quién.

En Latinoamérica lo apropiado es que la familia de la novia corra con los gastos de la recepción completa, que incluyen desde el salón de eventos, (sí, ése donde te sentirás en el edén, caminando bajo la inmensidad del cielo azul directo hacia tu gran amor), el banquete, (solo tendrás que asistir a probar las opciones de menú), la hasta los presentes para los asistentes. Mientras que el novio cubrirá una de los aspectos más impactantes de la celebración, el majestuoso vestido que portarás el gran día, junto con el peinado y maquillaje (el kit completo, por supuesto). Y su familia culminará su unión, regalándoles la luna de miel.

Los padrinos se encargarán de los accesorios de la misa o ceremonia espiritual, como el lazo y las arras. Mientras que los anillos serán los obsequios que tanto tu futuro esposo, como tú, su futura esposa, se otorgarán el uno al otro, lo cual hará de ellos el toque más íntimo y simbólico de su unión.

Damas en acción

Si quieres que tus damas de honor, (ese círculo selecto que te ha acompañado en los momentos más importantes de tu vida), vayan vestidas del mismo color, es un gesto de buen gusto que seas tú quien les proporcione la tela para que cada una de ellas confeccione su vestido.

También puedes optar por auxiliarte de una de ellas para que sea tu brazo derecho y te ayude en la coordinación de las demás damas e inclusive en la coordinación del evento. O bien puedes apoyarte por tu madre o tu tía consentida, quienes aportarán sabiduría en cada una de las decisiones que tomes, siempre y cuando recordando que quien tendrá la última palabra serás tú.

En el día de la boda previo a tu llegada, tus damas se encargarán de recibir a los invitados y acomodarlos, tanto en la ceremonia religiosa como en la recepción para garantizar que todo esté perfecto para cuando tú hagas tu entrada triunfal en la fiesta. Durante el resto del evento ellas se ocuparán de cada detalle que se presente para que tú solo estés concentrada en disfrutar y vivir tu sueño.

Y no, esa no será la mayor participación de tus damas de honor, (no creas que lo estábamos olvidando, porque sabemos que tú tampoco), ya que ellas se encargarán de darte la mejor despedida de soltera que jamás hubieras imaginado, la cual por supuesto será un momento épico y divertido, lleno de juegos, de momentos graciosos y de deliciosos drinks que amenizarán tu última noche de soltera, de principio a fin.

La cita es…

Los aspectos más importantes a considerar para elegir el escenario o escenarios, (en caso de que la ceremonia y la fiesta sean en lugares diferentes), de tu gran sueño son el espacio, el tipo de lugar y la ubicación. En este caso podrás aplicar perfectamente aquellas palabras, que dicen que “más es mejor”, principalmente si tienes muchas opciones que quisieras probar para tu evento, es más sencillo tener todo lo que tú quieres, cuando cuentas con el espacio suficiente para tener las mesas de tus invitados, tu pista de baile, el espacio para los regalos, la recepción, el lobby, el salón para retocarte y descansar 5 minutos, el set de fotografías, inclusive el área para niños, entre otras más. Es más fácil que puedas echar a volar tu imaginación en un espacio grande y abierto, donde las ideas puedan fluir naturalmente, a solo limitarte a cuatro paredes, te sorprenderás de lo que podrás lograr.

Ahora que tienes pensado en el escenario ideal para tu gran día, debes saber bien dónde podrás encontrarlo, lo cierto es que entre más cerca de la ciudad esté, será más pequeño y agobiante el tráfico para llegar a él, por lo que una sabía decisión será optar por voltear a ver a las periferias, y sí, puede ser en esa carretera que lleva hacia el pueblito lindo que visitaste el fin de semana pasado, ese que está lo suficientemente lejos del tráfico y estrés urbano, pero lo perfectamente cerca para no perder tiempo en transportarte hacia allá.

¿Y si invitamos a…?

Elegir a quién invitar puede llegar a ser un dilema y hasta convertirse en un dolor de cabeza, así que para solucionarlo acudiremos a las matemáticas, (esas que en el instituto te dijeron que son exactas y que nunca fallan), así que comenzaremos tomando de referencia el lugar dónde el evento sucederá. Por lo que lo más apropiado será elegir un espacio amplio, porque es mejor que asistan todos tus invitados a que no lleguen los pocos seleccionados lo que se podría traducir en un escenario incompleto. Así que piensa en un número total de invitados y divídelo entre dos, el novio se encargará de su mitad y tú de la tuya, así cada uno podrá apoyarse de sus familiares y amistades para seleccionar a sus invitados, piensa que será una excelente oportunidad para conocer a aquellos amigos o familiares lejanos que aún no tenían la dicha de conocerte, y qué mejor que te presentes como su esposa.

Una vez que tengan las invitaciones en sus manos, listas para ser entregadas, recuerda que tienen hacer visitas de cortesía a cuantos invitados les sean posibles, así que deberás de ponerte de acuerdo con tu pareja y organizar cada uno sus horarios para entregar sus invitaciones, mientras que las que se tengan que enviar por correo postal deben ser remitida con un mínimo de dos meses de anticipación al día de la boda, para que todas las personas que se encuentran lejos tengan tiempo de planear con tiempo su viaje.

Hoy en día, no es necesario que los invitados que se encuentran lejos, respondan su invitación vía correo postal. Pueden hacerlo mediante una llamada telefónica, de una a dos semanas de que se haya enviado la invitación o bien mediante un correo electrónico. En caso de que esto no ocurra, es responsabilidad de los novios entrar en contacto para preguntar si asistirán y quiénes a la boda.

En las invitaciones se debe de anexar el pase a la recepción que especifique qué miembros de la familia se planea invitar. Estos pueden ser sencillos o dobles. Los primeros se recomiendan enviarse a las personas con que mayor confianza y cercanía se tenga como para pedirles que asistan solas. Mientras que los dobles se destinan a los invitados por compromisos de trabajo.

No se hubieran molestado

Una pareja recién casada no está completa sin su equipo de combate para la nueva vida en matrimonio, pero, ¿quiénes les proveen de él?, está claro que los invitados. Y es que sabemos que los regalos son una de las partes más divertidas y amenas de cualquier celebración, y por supuesto, no serán la excepción en tu boda.

Hoy en día es usual que los novios pongan una mesa de obsequios en su tienda departamental preferida. Para de esta manera reducir el margen de posibilidad de recibir ese incómodo regalo que no sabes para qué sirve, cómo se usa o si llegó por error.

Cuando llegue el momento de sentarse a abrir y descubrir los regalos, anota en un cuaderno los nombres de las personas que les enviaron los obsequios. Para que una semana después tu esposo y tú, les envíen una nota de agradecimiento por haberlos acompañado en ese día tan especial. Y claro, si ya lo estrenaste, pueden enviar un clip de video o una fotografía de cómo usan su regalo.

Los declaro, “Marido y Mujer”

Será su primer beso como pareja, y sabemos que morirán de ganas por fundirse en uno solo en ese mismo momento, pero tranquilos, esto apenas comenzará, podrán esperar a su luna de miel para derrochar toda la felicidad y amor que sienten el uno por el otro, mientras tanto podrán darse un beso lleno de ternura y voltear a ver llenos de emoción a todos los presentes en la ceremonia.

¿Por qué despertar del sueño?

Sabemos que ese día será memorable, maravilloso e inolvidable, no solo en tu vida ni en la de tu esposo, si no en la de todos sus seres queridos. Qué mejor que cada uno pueda recordarlo, como el día en que el viento hacia parecer que ibas deslizándote suavemente por el aire hacia el altar, o el día en que el padre de tu esposo, los atrapó en un gran y emotivo abrazo a los dos, o el día en que viviste los minutos más emocionantes con tus damas de honor, en los minutos previos a la ceremonia. Todos esos instantes son oro puro y que mejor que cada invitado pueda llevar un recuerdo de ello, de ahí la importancia de contratar un fotógrafo que sepa capturar la esencia de cada momento en un ambiente natural lleno de luz y colores.

El primer paso hacia el altar

Esperamos que estos pequeños tips te ayuden en el comienzo de esta etapa de tu vida, la cual estará llena de mil y un aventuras, emociones, sonrisas y experiencias nuevas.